plan de mantenimiento - nexia renovables

Nexia Renovables elabora el plan de mantenimiento que más se adecua a las necesidades de cada empresa

Nexia Renovables pone a disposición de los clientes su propio equipo de profesionales experimentados para la elaboración de su plan de mantenimiento en 6 pasos:

  1. Definición de competencias y objetivos

En primer lugar, se realizará una reunión con los responsables de la empresa para definir los objetivos a alcanzar con la implantación del plan de mantenimiento, como puede ser reducir costes, aumentar la disponibilidad…e identificar la estrategia a seguir: estrategia correctiva, de alta fiabilidad, de disponibilidad…

En esta primera toma de contacto también se establecerá la política de subcontratación, definiendo que tareas se realizarán con personal propio y cuales, con personal de empresas externas, ya que resulta ineficaz afrontar tareas en equipos de los que no se tiene un conocimiento claro.

  1. Visita a las instalaciones

En segundo lugar, se realiza una visita a las instalaciones con el fin de identificar los equipos que se van a mantener, definir equipos críticos y conocer el funcionamiento habitual de las plantas (rutinas, paradas programadas…). En esta visita también se descompondrá cada planta en áreas identificando los sistemas que se encuentran en cada área, para poder englobar cada equipo en un sistema.

Durante la visita a la instalación, se requerirá un histórico de fallos de los equipos, en caso de carecer de un registro histórico, se efectuarán entrevistas a los técnicos responsables de los equipos, detectando los fallos habituales, para poder hallar la causa de los mismos y definir la actuación que se llevará a cabo.

  1. Listado de tareas

Una vez conocidos los equipos que se van a mantener, se procede a la elaboración de listado de tareas a efectuar sobre cada equipo (preventivas, predictivas y correctivas). Para identificar las tareas que se van a llevar a cabo, en primer lugar, se estudian las recomendaciones del fabricante ya que es quien mejor conoce el equipo y quien asume la garantía. No obstante, en algunos casos el fabricante es excesivamente celoso con el mantenimiento que se debe dar, resultando un mantenimiento ineficaz por diversos motivos, exceso de paradas, elevado coste… por ello es necesario revisar estas recomendaciones y ajustarlas a las necesidades reales de la planta donde se instaló el equipo.

Para definir las tareas a realizar sobre los equipos, se usará un compendio entre el registro histórico de fallos, las recomendaciones del fabricante y las actuaciones habituales en ese tipo de equipo. Para cada tarea se identificarán: especialidad, frecuencia, necesidad de paro del equipo, equipos de protección individual necesarios, herramientas especiales, repuestos, consumibles, ubicación o permisos especiales.

  1. Elaboración de Gamas de Mantenimiento

Una vez definidas las tareas a realizar se agruparán por sistema, frecuencia y especialidad, dando origen a las gamas de mantenimiento, agrupando así las tareas a realizar por un determinado especialista en un determinado lugar y momento.

Una vez definidas las gamas se definirán los formatos a utilizar, llegando a estudiar la rentabilidad de la implantación de un sistema de software.

  1. Revisión e implicación del personal de mantenimiento.

Se presenta el nuevo plan al personal de mantenimiento para que dé su opinión y sugiera modificaciones para adaptarlo mejor a su rutina de trabajo y al de los equipos. Este punto es de gran importancia, ya que el personal de mantenimiento es quien mejor conoce los equipos e involucrarlo en el proceso de elaboración del plan, mejora su posterior implantación ya que es habitual que el personal tenga reticencias a la hora de variar sus rutinas de trabajo.

  1. Implantación

Una vez revisadas las gamas de mantenimiento y sus formatos, el plan de mantenimiento se completará introduciendo comprobaciones que garanticen la realización de las tareas a ejecutar por empresas externas y los requerimientos legales que debe cumplir la instalación.

Una vez implantado el plan de mantenimiento se logra optimizar la disponibilidad y alargar la vida útil de los equipos, se disminuye el tiempo y el coste de mantenimiento, consiguiendo una empresa más rentable y competitiva alcanzando una mejor posición en el mercado.