Central hidroeléctrica - Nexia Renovables

A pesar de que su construcción e instalación implican una inversión significativa, una central hidroeléctrica a la larga implica un ahorro económico como uno de sus principales beneficios. La energía generada a través de estas infraestructuras es una de las más baratas del mercado. Si bien el desarrollo de la energía hidráulica necesita la construcción de edificaciones complejas como canales de derivación, presas, turbinas y equipamientos, sus costes de explotación una vez terminada esta etapa son bajos, y su mejora tecnológica implica un aprovechamiento más eficiente de los recursos hidráulicos disponibles.

A parte de una explotación barata, la energía hidráulica a través de una central hidroeléctrica, cuenta con ventajas económicas indirectas, sobre todo para los habitantes de las zonas próximas a donde se ubica la central hidroeléctrica. Los embalses pueden ayudar a revitalizar económicamente una población, convirtiéndose en zonas de recreo turístico, o para regular el caudal del río y abastecer de agua los cultivos y localidades cercanas.

Todas estas ventajas se destacan sin mencionar la más importante, la creación de empleos directos tanto durante la fase de construcción de la propia central hidroeléctrica como en la de explotación, y la generación de energía eléctrica cercana que permite un abastecimiento continuo de electricidad.