central hidraulica - nexia renovables

Un 22% de la energía eléctrica a nivel mundial proviene de la generación hidráulica, que es aquella que aprovecha la fuerza del agua y sus corrientes para producir electricidad. Una central hidroeléctrica funciona con la caída del agua, por lo cual es necesario que existan desniveles, ya sean artificiales o naturales, que favorezcan una bajada precipitada del agua. Al momento de caer el agua pasa por turbinas hidráulicas provocando un movimiento de rotación, cuya energía pasa por generadores para ser transformada en energía eléctrica.

La energía hidroeléctrica se considera renovable ya que el agua es un recurso natural que regresa a su entorno natural una vez utilizada. Al ya pasar por las turbinas hidráulicas, el agua continúa su curso, sin ser contaminada. Su aprovechamiento, en ciertas áreas puede resultar costoso, por lo cual es muy común utilizar este tipo de generación energética en lugares con grandes afluencias de agua, donde se aprovecha mucho más la inversión.

En España, han estado más de 1,700 minicentrales hidroléctricas operativas simultáneamente. Esto es un paso sumamente positivo ya que reduce la dependencia que tiene el país de energía importada del exterior y a su vez reduce la emisión de gases de efecto invernadero.