Nexia Renovables evalúa el funcionamiento durante estos meses de invierno del conjunto de gestión de energía Ampere SQUARE con batería de Litio de 6,3 kWh.

La instalación fue puesta en servicio y totalmente operativa a principios de este año en una vivienda unifamiliar con un conjunto de 12 paneles de silicio monocristalino de 300w cada uno de la marca SolarWorld SW300. La vivienda se localiza en Santiago de Compostela y según los cálculos previos  teníamos una estimación de la producción total anual de origen solar de 4.413 kWh/año y concretamente para los meses de enero y febrero se preveía un total de 424kWh.

Los registros durante ese periodo reflejan que la producción solar superó la estimada, con un total de 570kWh. Y es ahora donde entra en escena la batería Ampere SQUARE de Litio, pues no toda la energía fue consumida de manera instantánea sino que parte de ella, el excedente, fue almacenada y consumida en otro momento del día.

En un análisis pormenorizado vemos que durante el mes de Enero se produjeron 246 kWh de energía procedente de las placas y que el 35% fue almacenado en la batería Ampere SQUARE por no consumirse en el momento y el 65% restante abastecía la vivienda. En el caso de Febrero tenemos unos números muy similares, pues de los 320kWh producidos el 30% fue almacenado en las baterías y el 70% restante se consumó de manera instantánea.

El porcentaje de ahorro sobre el total del consumo de la vivienda depende de las necesidades y electrodomésticos instalados, si bien por nuestra experiencia y en este caso concreto lo que más consume es la vitrocerámica y la calefacción.

Otra ventaja de este equipo es la alta capacidad de carga gracias a la batería de Litio que incorpora. De esta manera cuando existe mucho excedente de energía procedente del sol no perdemos nada ya que es capaz de asimilar el total de la potencia instalada. En otros tipos de baterías, como el plomo o el ácido las curvas de carga de los cargadores son diferentes y precisan de un control mayor que relentiza el almacenamiento.

En general estamos muy contentos con este equipo compacto, que podría ser instalado en el mismo salón si no fuese por el ruido que generan los ventiladores del sistema de refrigeración.